5/04/2007

Llévame a la zarzuela, chato


Dos de las últimas obras de Xavier Albertí que hemos tenido la suerte de ver, El dúo de la Africana y Crónica sentimental de España parecen querer hacer teatro de tesis, una especie de autopsia fría al estilo CSI, sobre el material musical o teatral que más pasiones ha levantado jamás, por popular o incluso populachero, en la historia de España: la zarzuela y la copla. En ambos casos, para degustar estos productos fuera de temporada Albertí nos propone sendos menús: mar-montaña, caliente-frío, aderezados con un poquito de ironía/distancia para hablar del concepto (cunceto, como diría el gallego de Airbag) meta-teatral, proto-escénico o metáfisico alemán si hiciera falta.
Albertí, que es un sol, ejerce diligente de maestro de ceremonias para conducirnos a un mismo lugar en ambos casos: a una reunión amigable, a un teatro de cámara con su poquito de cabaré, donde como al igual que con el Faustino, los espectadores asistimos a la representación encantados, nos tomamos algo, nos echamos una risas (muchas por cierto) y de paso nos hacen una radiografia en el médico de cabecera de nuestro fondo de armario visceral, musical y sentimental.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice blog.

http://fortunestory.blogspot.com

 
design by suckmylolly.com. BTemplates